ALMOHADA: La Web altamente especializado en mejorar la salud del sueño.

ALMOHADA: mejorar la salud del sueño.

NO LO DUDES: una buena almohada es la mejor garantía de un reposo reparador. Si acostumbras a despertarte con dolor de hombros, cuello o bien espalda, ha llegado la hora de comprar una nueva almohada. Recuerda: la almohada mejora la salud del sueño.

Para un buen descanso es muy necesario que la cabeza, el cuello y la columna vertebral estén bien alineados.

Una buena almohada hace precisamente eso, corregir la postura y alinear correctamente todas las partes del cuerpo. Su objetivo es conseguir la postura correcta para relajar los músculos y favorecer el reposo.

¿Sabes cómo elegir la mejor almohada? ¿Cuál es la que mejor se amolda a tu postura y forma de dormir? Por fortuna, aquí podemos ACONSEJARTE.

Lo más esencial a la hora de elegir almohada

Factor esencial para la selección de tu nueva almohada: la postura en la que duermes. Sin embargo, el material determinará en buena medida el grado de solidez de la almohada. Puedes hallar diferentes rellenos con diferentes grados de solidez.

El largo de la almohada siempre y en todo momento debe superior al de tus hombros.

Las almohadas bajas son convenientes para personas de poco peso y para las personas que duermen boca abajo. Las más altas son para los que duermen de lado y las medias para los que duermen boca arriba.

Las almohadas con diseños singulares, como las cervicales, están concebidas para personas con problemas y enfermedades musculares que le impiden descansar bien.

Guía de compras: lo que tienes que saber de las buenas almohadas

Si piensas que la almohada es una pieza más de la cama, estás muy equivocado. Si tienes problemas con el sueño, dolores de espalda o de cuello, además un simple cambio de almohada es la solución.

¿Qué es una almohada?

Es una bolsa de tela suave y fina, generalmente rectangular, rellena de un material blando, como espuma, plumas o alguna fibra, que sirve para apoyar la cabeza cuando se está tumbado en la cama. Su objetivo es sostener recta la columna vertebral rellenando la concavidad del cuello para relajar la nuca y eludir tensiones musculares.

Tipos de almohadas

En el momento de seleccionar una almohada, muchas veces lo hacemos por instinto, o bien fijándonos en el precio, en el diseño, si se ajusta a las medidas de nuestra cama. NO, no hagas eso NUNCA, es decir, es un fallo común cuando carecemos de conocimientos sobre los diferentes tipos de almohadas y para qué vale cada uno de ellos.

!!!HAY ALMOHADAS PARA TODOS LOS GUSTOS¡¡¡

Qué almohada, primero, aquí encostarás todo tipo de almohadas con sus características, segundo, así podrás decidirte por la más que te convenga, mejor se adapta y mejor calidad precio tenga.

¿Qué es la viscoelástica?

La protección viscoelástica o bien acolchamiento viscoelástico es un material desarrollado por la NASA con propiedades renovadoras que calman la presión que los tejidos ejercitan sobre el cuerpo. Fue desarrollada para hacer más cómodos los trajes de astronauta a lo largo del despegue.

Se usa en centros de salud para la fabricación de prótesis, colchones y sobre todo: almohadas acomodables. Esta clase de materiales es ideal para facilitar el reposo de personas con enfermedades lumbares o bien cervicales, calman la presión sobre cuello, espalda y extremidades, adaptándose al contorno natural del cuerpo.

Una almohada, una persona: UN MATERIAL

Las almohadas viscoelásticas son las que ocupan mayor franja de mercado en la actualidad. Son, con las de látex, las que mejor se amoldan al contorno del cuello. Las de látex tienen un gran inconveniente: alergias. Las almohadas de látex deben ser muy bien cuidadas, de lo contrario se transforman en focos de virus, bacterias y hongos.

Si eres alérgico, lo mejor es que escojas una viscoelástica o bien una de fibras sintéticas, puesto que tanto las de plumas como las de látex puede ocasionarte graves problemas. Si padeces de las cervicales, elige un material como la viscoelástica o bien el gel, que ofrecen un mejor soporte y una densidad convenientes para un mejor reposo.

¿Qué almohada elijo?

Tenlo claro: la mejor almohada para ti,  NO es la que le sirva a otra persona. Todo va a depender de tus necesidades de sueño. Cuando adquieras una almohada, no te dejes llevar por marcas o bien comentarios de otros usuarios. Hay muchas almohadas buenísimas y entre todas y cada una debes encontrar la mejor para ti.

Para poderte asesorar respecto a la almohada que debes elegir hemos elaborado una lista en relación a la postura en la que se duerme, ¡¡¡AHÍ VA!!!:

  • Duermes de lado: lo recomendado es una almohada gruesa. Lograrás que tu cuello esté recto, alineado con la columna vertebral. Si tu cuello no queda recto con la espalda, con el tiempo: ¡¡¡problemas cervicales y dolores musculares!!!
  • Duermes boca abajo: lo idóneo es que elijas una almohada blanda, fina y flexible. En esta situación tu cuello no precisará tanta altura para sostener alineado al eje de la columna. No obstante, dormir boca a bajo fuerza la rotación de las cervicales: ¡¡¡no es recomendable!!!
  • Duermes boca arriba: precisas de una almohada de grosor medio. El cuello debe elevarse para sostener la alineación con la espalda, si bien no tanto como si duermes de lado.

¿Cuál es mi talla de almohada?

Hasta hace poco, las medidas de las almohadas se hacían de forma estándar en base al ancho de la cama. Después se les atribuía la peculiaridades de blanda o bien dura y poco más. Existía la tendencia a entremezclar factores estéticos y ergonómicos. Actualmente se han establecido criterios anatómicos que favorecen la elección.

Tres criterios a la hora de seleccionar la mejor almohada para tu descanso:

  1. El ancho de tus hombros.
  2. Tu postura al dormir.
  3. El tipo de dureza que precisas.

¿Cada cuánto cambiar la almohada?

Aunque una buena almohada puede durar cinco años con facilidad, lo idóneo es cambiarla cada dos años.

Es muy posible que, pasado el tiempo, la almohada pierda su forma natural de forma irreversible, o lo peor: ¡¡¡esté llena ácaros imposibles de quitar!!!

¿Cuál es la mejor almohada para los dolores?

Dormir sin almohada, con una demasiado alta o bien demasiado baja, produce daños irreparables en el cuello y la espalda. Si tienes dolor debes optar siempre y en toda circunstancia por una que dé un buen apoyo para la cabeza y el cuello, sin ser demasiado firme. Las viscoelásticas son la opción mejor para quienes padecen dolor cervical, de cuello o bien de cabeza.

Estas almohadas se amoldan a la manera de nuestra cabeza y cuello. Al tiempo, calman la presión sobre la zona y relajan la musculatura. Se las llama “de memoria” por el hecho de que cuando dejamos de presionar vuelven a su forma original, son de dureza y resistencia media, con lo que logran un buen nivel de relajación en el cuello.

¿Es recomendable dormir con una almohada entre las piernas?

Si duermes de lado, SÍ. Usar una almohada entre las piernas es la mejor opción para no ocasionar lesiones y dormir con mayor comodidad. El empleo de esta almohada reduce el peso y la presión de la pierna superior, al paso que suprime la presión de los músculos de la cadera y la espalda baja, consiguiendo una mejor alineación.

La funda: PRIMORDIAL

La funda es otro elemento que no puedes pasar por alto. La mayor parte de almohadas incorporan una funda lavable. Las almohadas viscoelásticas tienen una funda protectora que deberás lavar periódicamente. Estas fundas acostumbran a estar fabricadas de fibras naturales como el aloe o bien el bambú.

Fíjate bien que sea reemplazable y lavable.

A la hora de comprar, fíjate siempre en el material de la funda, debe ser: hipoalergénico y antiácaros. Este factor cobra relevancia si padeces asma o bien tienes alguna alergia al polvo.

Resumen

Una almohada es más que una pieza sobre la que posamos la cabeza en el momento de dormir. De su adecuada elección va a depender nuestro reposo y que, al levantarnos, no padezcamos dolores de cuello y espalda. La almohada alinea los ejes de cuello y espalda y nos ayuda a conseguir un sueño reparador y un adecuado reposo, calmando el estrés y la ansiedad.

Como te hemos explicado, seleccionar la almohada perfecta va a depender de muchos factores, como la postura en la que duermes, si padeces dolores cervicales, del material e incluso de su mantenimiento.

Sigue esta exhausta guía y selecciona la mejor almohada calidad precio del mercado. ¡¡¡Es hora de dormir como un lirón!!!